Me salio una mancha cafe en el ojo

Gotas oculares para eliminar las manchas marrones

Los nevus son manchas marrones inofensivas que pueden formarse en distintas partes del ojo. A veces sólo hay una y entonces se denomina nevus o peca ocular. Apenas experimentará molestias o problemas de visión cuando tenga un nevus. La falta de síntomas explica por qué algunos hallazgos de nevus son incidentales.

A pesar de su naturaleza benigna, las manchas marrones en el ojo requieren un seguimiento oftalmológico continuo. Algunos nevus aparentemente inofensivos pueden convertirse en un cáncer ocular que pone en peligro la visión. Puede afectar a la parte coloreada del ojo (iris), a la capa de tejido transparente que rodea el globo ocular (conjuntiva) o a una capa de tejido situada bajo la retina en la parte posterior del ojo (coroides).

Las pecas oculares se forman de diferentes maneras y, a veces, se nace con factores que pueden provocar este tipo de crecimientos. La composición celular de los nevus proporciona la primera pista vital sobre cuál podría ser su causa. En un examen típico de nevus, su oftalmólogo buscará un grupo de células productoras de melanina, denominadas melanocitos, en la parte afectada del ojo.

Mancha marrón en el párpado

La aparición de una mancha oscura fija en el campo visual (escotoma) es un síntoma que se encuentra en una gran variedad de patologías, tanto relacionadas como no relacionadas con la vista. Suele ser un hallazgo muy alarmante para los pacientes y debe consultar cuanto antes con un oftalmólogo, ya que puede ser signo de una enfermedad grave que, en ocasiones, puede tener efectos irreversibles e incapacitantes para los ojos.

Cuando el escotoma aparece en el centro del campo visual, sospechamos de una patología de la retina, en concreto de la mácula, siendo la más frecuente la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), tanto la de tipo atrófico como la exudativa (de evolución más rápida y agresiva). Es muy frecuente y potencialmente grave, pero cuando se detecta y trata a tiempo, los pacientes pueden seguir teniendo una visión relativamente buena. Otras causas de escotomas centrales pueden ser agujeros maculares, edema macular, etc.

Cuando el paciente presenta un escotoma periférico, probablemente estemos ante problemas del nervio óptico (neuropatías) de causa inflamatoria o vascular, o incluso ante el primer signo de glaucoma, una enfermedad muy prevalente en nuestro campo, en la que la tensión ocular muy crónica provoca daños graduales, indoloros e irreversibles del nervio óptico.

Mancha marrón amarillenta en el ojo

¿Ha notado alguna vez pequeñas motas en el iris -la parte coloreada- de sus ojos? Una investigación publicada en la revista Investigative Ophthalmology & Visual Science arroja algo de luz sobre estas llamadas pecas oculares, y por qué algunas personas las tienen y otras no.

Las pecas en los ojos se dan en aproximadamente el 50% de la población, según una investigación presentada en el British Journal of Dermatology, pero la incidencia puede variar entre distintos grupos étnicos y regiones geográficas.

Para investigar esta teoría, el Dr. Schwab, oftalmólogo de la Universidad Médica de Graz (Austria), se asoció con otros oftalmólogos y dermatólogos para examinar la piel y los ojos de más de 600 personas. Los investigadores también recabaron información de los participantes sobre su historial de exposición al sol, incluido el número de quemaduras que habían sufrido, y el uso que hacían de protección solar.

También observaron que las pecas en los ojos eran más frecuentes en los participantes en el estudio que en la población general, ya que el 76% de los participantes poseía al menos una peca en el ojo. Los autores del estudio sugirieron que esto podría deberse a que los participantes fueron reclutados en piscinas públicas: Es posible que llevaran un estilo de vida al aire libre, especularon los autores, con una mayor exposición a la luz ultravioleta que la persona media.

Mancha marrón en el blanco del ojo del bebé

La piel del contorno de los ojos es especialmente fina y sensible a factores internos y externos: hormonas, contaminación, clima, envejecimiento cutáneo, rayos UV. Por ello, el sol desempeña un papel especialmente importante en la hiperpigmentación del contorno de los ojos y la aparición de ojeras.

Las manchas pigmentarias bajo los ojos y en el rabillo del ojo suelen ser más frecuentes en las pieles mixtas u oscuras. Por eso, incluso los más jóvenes pueden tener bolsas de ojos hiperpigmentadas, y pueden sufrir mucho porque son muy visibles. Por lo tanto, la hiperpigmentación de las ojeras puede plantear un problema estético.

Antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento para las ojeras, debe tener en cuenta una protección solar de buena calidad. Esto no borrará las manchas marrones del contorno de los ojos, pero evitará que empeoren.

A continuación, puede proponerse un tratamiento en función de cada caso para combatir las ojeras; los dermocosméticos específicamente formulados para la hiperpigmentación ayudan a corregir, uniformizar y proteger la piel. Puede utilizarlos como tratamiento de primera línea o como seguimiento de los tratamientos prescritos y/o realizados por un dermatólogo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad