Por que el cafe revuelve las tripas

Hinchazón por café

A Nathan le encantaba el café -era camarero en una cafetería especializada-, pero empezó a notar algo después de un par de meses de trabajo. Le dolía el estómago… y mucho. El malestar le llevó al médico, que le dio la terrible noticia:

Hay tres razones principales por las que el café puede hacer que te sientas mal del estómago. Cada una de ellas requiere un enfoque diferente para solucionar el problema, así que vamos a asegurarnos de cuál es la tuya.

Como sin duda sabes, la cafeína estimula el sistema digestivo (en parte irritándolo), lo que… ayuda a que las cosas fluyan. Es un laxante natural, que obliga a tu sistema digestivo a trabajar muy duro, muy rápido. Pero el aumento de la facilidad para defecar suele ir acompañado de un poco de incomodidad.

Y hay más en el lado oscuro de la cafeína: también desencadena que tu cuerpo produzca más ácido, lo que después de mucha cafeína, puede llevar a tanto ácido que te dé dolor de barriga. No es perjudicial. Pero no es muy divertido.

De ahí vienen las molestias estomacales relacionadas con el café. Los altos niveles de cafeína provocan dos problemas, no sólo uno. Por suerte, hay una forma de contrarrestar ambos (más adelante hablaremos de ello).

¿Por qué el café me revuelve el estómago?

Cuando el café llega al estómago, hace que éste aumente la producción de ácido gástrico y segregue más ácido gástrico. Esto puede provocar ardor de estómago, indigestión, reflujo ácido y malestar estomacal general.

¿Está el café estropeando mi intestino?

Se ha demostrado que la cafeína provoca contracciones frecuentes en el tubo digestivo. También puede aumentar la acidez estomacal al desencadenar la producción de más ácido gástrico. El contenido de cafeína de una sola taza de café es suficiente para tener un efecto importante en el sistema gastrointestinal de una persona.

¿Cómo deshacerse de una tripa de café?

Reducir el ácido

Todo se reduce al ácido que se encuentra de forma natural en el café y en el estómago. Si añade proteínas al café, como leche, proteínas en polvo o mantequilla, se unirá al ácido clorogénico responsable de su malestar.

Café y caca

Probablemente todos conocemos a alguien que se ha quejado de problemas estomacales debidos al estrés. La indigestión, el dolor de estómago y las úlceras se asocian desde hace tiempo al estrés crónico. La ciencia nos dice ahora que hay una causa mucho más común de problemas estomacales que nos rodea.

Se calcula que la bacteria Helicobacter pylori existe en al menos la mitad o dos tercios de los seres humanos, a menudo sin causar ningún síntoma. Para algunos de nosotros, la infección por H. pylori puede ser muy incómoda y, posiblemente, derivar en afecciones graves como el cáncer de estómago.

Helicobacter pylori es un tipo de bacteria que puede encontrarse en un gran porcentaje de la población mundial. Las tasas de infección son más elevadas en los países en desarrollo, mientras que las más bajas se registran en los países industrializados, como Estados Unidos, donde pueden llegar al 20-30%. Incluso en los países industrializados, las tasas de infección siguen siendo más elevadas entre los hispanos, las personas de ascendencia africana y los ancianos, independientemente de su origen étnico. Independientemente de dónde se encuentre, la falta de acceso a agua limpia y a un sistema de alcantarillado fiable se reconocen como factores de riesgo que provocan infecciones.

Café y digestión

Aunque el café está relacionado con una serie de tendencias positivas para la salud, como la reducción del riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, un metabolismo más eficiente y una mejor salud del hígado, muchas personas también experimentan un lado negativo.

Tanto si experimenta molestias sobre las que puede influir como si no, mi objetivo es proporcionarle los conocimientos que necesita para disfrutar al máximo de su infusión. Y para disfrutar al máximo, debes conocer tus opciones si el café te produce molestias estomacales.

Muchos artículos afirman que beber café puede provocar reflujo ácido, una serie de movimientos musculares involuntarios que envían el ácido gástrico hacia el esófago. Sin embargo, hace tiempo que se ha refutado esta conexión (menos mal).

Si sientes molestias similares cuando tomas bebidas ácidas, como zumos de frutas o alcohol, merece la pena suprimir los alimentos y bebidas ácidos durante unos días para ver si notas alguna diferencia.

Sin embargo, aunque prepares el café con una acidez más baja, es probable que tengas problemas. Verás, el café sólo tiene un nivel de ph de aproximadamente 5, que en realidad está muy cerca del de las zanahorias. No es tan ácido por sí mismo, así que normalmente no son los ácidos los que causan el problema.

El peligro del café

Si has bebido café casi toda tu vida y temes tener que renunciar a tu querida taza, ¡tenemos buenas noticias! El café no siempre sienta bien al sistema digestivo de las personas, y puede ser una situación permanente o temporal. Si experimentas ardor de estómago, indigestión ácida o reflujo después de tomar café, estos consejos podrían ser para ti.

Todo se reduce al ácido que se encuentra de forma natural en el café y en su estómago. Si añade proteínas a su café, como leche, proteínas en polvo o mantequilla, se unirá al ácido clorogénico responsable de su malestar.

Lo sé, te oigo a través de la pantalla. Si tu lema personal ha sido «antes muerto que descafeinado», entonces esto te va a escocer un poco, ¡pero no tanto como el ardor de estómago! La cafeína estimula el sistema nervioso central, lo que puede hacer que el estómago produzca un exceso de ácido gástrico. Puedes plantearte tomar la próxima vez un café con leche con la mitad de cafeína, a ver qué tal. Pero no te desanimes si tienes que tomarlo descafeinado, ya que el café descafeinado contiene pequeñas cantidades de cafeína. Efecto placebo, ¿verdad?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad