De donde traen el cafe

¿De qué animal proceden los granos de café?

El café es la tercera bebida más consumida en el mundo después del agua y el té. Se cultiva en al menos 70 países y sigue siendo una de las materias primas más comercializadas en todo el mundo. La gente prepara esta bebida a partir de los granos tostados de un arbusto tropical de hoja perenne y lo toma caliente o helado en verano. Pero, ¿se ha preguntado alguna vez dónde nacieron estos granos tan apreciados? Prepárese para un fascinante viaje del café a través del tiempo y de los continentes.

Muchas historias cuentan el descubrimiento del primer grano de café y su efecto estimulante tan singular, pero nadie sabe cómo ni cuándo exactamente. Sin embargo, el café es una parte importante de la cultura y la historia etíopes y yemeníes que se remonta a 14 siglos, cuando (o cuando no) se descubrió. Si el origen del café es Etiopía o Yemen es un tema de debate, y cada país tiene sus mitos, leyendas y hechos.

El mito más popular afirma que el hogar original de la planta del café es Abisinia, actual Etiopía. Kaffa, la provincia del altiplano suroccidental donde florecieron por primera vez las plantas, dio su nombre al café. Aunque el cultivo formal y el uso del café como bebida comenzaron a principios del siglo IX, los cafetos crecían de forma silvestre en los bosques de Kaffa desde antes. Por ello, muchos habitantes de esa región conocían las bayas y la bebida.

¿De dónde procede el café?

El café cultivado en todo el mundo se remonta siglos atrás a los antiguos bosques cafeteros de la meseta etíope. Allí, según la leyenda, el pastor de cabras Kaldi descubrió por primera vez el potencial de estos queridos granos.

¿Es el café originario de Europa?

El café llegó por primera vez a Europa a través del puerto de Venecia. Debido a su vibrante comercio con el norte de África, fue a través de estos mercaderes venecianos como el café se introdujo en el resto de Europa. En 1600, el Papa Clemente VIII bautizó la bebida, haciéndola más aceptable para los mercados europeos.

¿De qué está hecho el café?

Los granos que se preparan son en realidad las semillas procesadas y tostadas de un fruto, que se llama cereza de café. La piel exterior de la cereza del café se denomina exocarpio. Debajo se encuentra el mesocarpio, una fina capa de pulpa, seguida de una capa viscosa llamada parénquima.

¿Los granos de café proceden de las cerezas

Antes de llegar a su taza, el café recorre un camino compuesto de muchas etapas. Todas estas etapas influyen en los granos, incluidas la región y el clima en que se cultivan. Casi todo el café del mundo crece en el «Cinturón del Café». El Cinturón del Café rodea la Tierra y se sitúa entre los trópicos de Cáncer y Capricornio. Hay más de 70 países productores de café en todo el mundo, y Starbucks® compra café en más de 30 de ellos. Las culturas, los paisajes y los métodos de cultivo varían de un país a otro y todos ellos contribuyen a los diferentes sabores del café.

El Cinturón del Café se divide en tres grandes regiones productoras: América Latina, África y Asia/Pacífico. Nos abastecemos, tostamos y mezclamos responsablemente cafés de cada una de estas tres regiones para ofrecerle cafés únicos.

Los cafés latinoamericanos son la base de muchas de las mezclas más apreciadas de Starbucks®. Compramos más café de esta región que de ninguna otra por su sabor y calidad constantes. Esta región tiene muchos microclimas, suelos y tradiciones de procesamiento diferentes. Costa Rica, por ejemplo, es conocida por sus volcanes, que pueden influir en el perfil de sabor del café que allí se cultiva.

Dónde se cultiva el café

Y a continuación tenemos a Tim Hortons. El café de Tim Hortons procede de varios países de Asia y América Latina, como Brasil y Colombia, y, ocasionalmente, de África. La empresa tuesta los granos en Nueva York y Ontario y los prepara para servirlos en unas 700 tiendas de EE.UU. Por último, tenemos McCafé. Es la marca de café de McDonald’s, lanzada en 2009. McCafé obtiene gran parte de sus granos en Colombia y Brasil, y el resto procede principalmente de otros países de América Latina. Estos granos se traen a Estados Unidos para tostarlos y servirlos en uno de los 14.000 establecimientos de la cadena en todo el país. Pero ¿por qué? Bueno, empieza por el sabor. La geografía puede influir mucho en el sabor de los granos de café. El café colombiano, por ejemplo, tiende a ser dulce y con sabor a nuez, mientras que el de Indonesia suele tener un gusto más terroso.

Y la segunda razón es el riesgo, que hay muchos cuando se trata de cultivar café. Las sequías y las plagas de insectos, por ejemplo, son habituales y pueden diezmar fácilmente la cosecha de un país. Y la tercera y última razón es que las empresas quieren asegurarse un suministro más estable. Los granos están listos para la cosecha en distintos momentos en diferentes partes del mundo. Así que al abastecerse de café de varios países diferentes, las empresas siempre tendrán una fuente estable de granos para comprar.Y eso es algo bueno, porque los estadounidenses sin café no son personas a las que quieras enfrentarte.NOTA DEL EDITOR: Este video fue publicado originalmente el 2 de julio de 2019.

¿Cuál es el origen del café?

El café llegó por primera vez a Europa a través del puerto de Venecia. Debido a su vibrante comercio con el norte de África, fue a través de estos mercaderes venecianos como el café se introdujo en el resto de Europa. En 1600, el Papa Clemente VIII bautizó la bebida, haciéndola más aceptable para los mercados europeos.

Las primeras cafeterías europeas empezaron a abrirse, hacia 1645, en Italia. En 1652, Pasqua Rosee (propietario) y Daniel Edwards (comerciante de productos turcos) abrieron la primera cafetería de la que se tiene noticia en St Michael’s Alley, en Cornhill, Inglaterra. El café se hizo tan popular que, en 100 años, funcionaban al menos 3.000 cafeterías en Inglaterra. En Francia, el café se convirtió en una bebida popular para los parisinos en 1670, tras ser introducido por un embajador de Mehmed IV. Viena abrió su primera cafetería en 1683. En poco tiempo, el café y las cafeterías se extendieron por toda Europa. El café se había convertido en una bebida popular y en un producto comercializado.

La popularidad del café coincidió con la era de la exploración. De ahí la rápida propagación del cafeto por todo el mundo. Los holandeses desempeñaron un papel fundamental en la introducción de la planta entre sus socios comerciales, especialmente en la India y Asia. Se atribuye a los franceses la introducción de la planta en América, pero todas las potencias coloniales influyeron en la difusión del cafeto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad