Cómo se prepara un café capuchino

Capuchino perfecto

Para los amantes de la espuma, el cappuccino clásico es una gloriosa combinación al estilo italiano de espresso fuerte y leche espesa y espumosa, coronado con una pizca de chocolate. Nuestra guía le explica cómo conseguir un cappuccino perfecto, del que cualquier barista estaría orgulloso.

Para los amantes de la espuma: el cappuccino clásico es una gloriosa combinación al estilo italiano de espresso fuerte y leche espesa y espumosa, coronada con una pizca de chocolate. Nuestra guía te explica cómo conseguir un cappuccino perfecto del que cualquier barista estaría orgulloso.

Llena la jarra de leche hasta el fondo de la boquilla. Un cappuccino requiere una espuma más espesa, lo que significa que tenemos que «estirar» la leche cocinándola al vapor durante más tiempo. CONSEJO: Si utilizas leche de vaca, te recomendamos leche entera. Si utilizas leche vegetal, opta por la versión Barista de leche de avena.

Coloca la punta del vaporizador en el centro de la leche y sumérgela ligeramente. Inclina ligeramente la jarra hacia un lado y enciende el vaporizador a máxima potencia. Sigue bajando la jarra a medida que sube la espuma, hasta que tengas aproximadamente un 50-60% de lo que teníamos al principio.

Capuchino ml

Un Cappuccino es un tipo de bebida de café con una proporción de café y leche de 1:5 (es decir, una dosis de espresso de unos 30 ml por 146 ml de leche con espuma de leche por encima). A veces también se adorna con chocolate en polvo o canela espolvoreada por encima. Aunque tradicionalmente el Cappucino se servía con mucha espuma (que se espolvoreaba con una cuchara), en la actualidad se utiliza microespuma, una textura sedosa de la leche que ocupa unos 2 cm de la parte superior de la taza (véase la imagen). También suele servirse en una taza estándar con asa, a diferencia del latte, que se sirve en un vaso.

Creada en la Italia del siglo XVI, esta deliciosa bebida debe su nombre a los frailes capuchinos, por sus túnicas marrones y sus largas capuchas. Las túnicas de los frailes coincidían con el color del Cappuccino cuando se mezclan el espresso, la leche al vapor y la espuma de leche. Además, las capuchas, que eran una parte reconocible del atuendo de un fraile capuchino, eran similares a la superficie encapuchada de un Cappuccino. Y lo más importante: «Cappuccio» en italiano significa «capucha».

Cómo el arte del café

Tomar un capuchino en una cafetería es una forma estupenda de empezar o terminar el día. Pero, ¿y si no te apetece salir de casa? Por suerte, es posible crear tus propias bebidas de café favoritas desde casa, incluido un capuchino.

Entonces, ¿cómo puedes preparar un capuchino en casa? Sólo tienes que reunir algunos consejos, tu equipo y los ingredientes para recrear el favorito de la cafetería desde la comodidad de tu cocina. A continuación le ofrecemos más información sobre esta bebida y sobre cómo preparar un capuchino en casa, tanto si tiene una cafetera espresso como si piensa utilizar otros métodos.

El capuchino combina un espresso intenso con leche al vapor y espuma de leche. Tradicionalmente, la bebida incluye partes iguales de los tres componentes, pero un cappuccino más fuerte incluye una dosis doble de espresso. Si desea un sabor más suave, añada más leche y espuma; así obtendrá una bebida de sabor más intenso que a veces se conoce como capuchino húmedo. Si quieres algo más atrevido, prueba un capuchino seco. Esta versión incluye menos leche mezclada y más espuma de leche por encima.

El sabor del capuchino es intenso, rico y cálido. Tiene un agradable sabor un poco dulce, gracias a la adición de leche vaporizada. La espuma de leche de la parte superior le da una textura indulgente y aireada. Aunque un capuchino tradicional sólo incluye leche caliente, espuma de leche y espresso, puedes personalizar el tuyo con azúcar, edulcorantes, siropes aromatizados o complementos.

Preparación de café espresso molido

Una contribución de Ria en la categoría #Conocimiento del café a partir del 15 de junio de 2020El Flat White está en boca de todos en la escena cafetera. Pero mucha gente lo confunde con el Cappuccino. Originaria de Australia, la tendencia ha migrado hasta nosotros en los últimos años, inundando Instagram con sus obras de arte latte. Pero, ¿cuáles son las diferencias entre el Cappuccino y el Flat White?

Aunque los ingredientes y el tamaño de la taza son los mismos, la diferencia se reduce a la preparación. El Cappuccino suele consistir en un simple espresso y dos partes de espuma de leche: una parte líquida y una parte sólida de espuma de leche que suele elevarse ligeramente por encima del borde de la taza. El Flat White, en cambio, se prepara con un doble Espresso Ristretto, que es una versión más concentrada del espresso. Al reducir la cantidad de agua y el tiempo de preparación, el espresso sale un poco más fuerte. Nosotros preparamos el Flat White con un espresso doble, pero esto varía de un barista a otro.

Para ambas bebidas, se añade espuma de leche. Sin embargo, la espuma de leche del Flat White es más fina que la del Cappuccino. El nombre de la bebida también deriva de la espuma de leche: la espuma de leche del Flat White se nivela con el borde de la taza, de ahí el término «Flat White». La espuma de leche de poros finos del Flat White también se conoce como microespuma y es ideal para ponerse artístico con la espuma. Existe una delicada técnica de encapsulado que produce una fina textura en la superficie de la espuma y tanto el Cappuccino como el Flat White son adecuados para algunas presentaciones decorativas. Sin embargo, la Flat White puede resultar más difícil debido a que la capa de espuma es más fina. La pequeña pero importante diferencia radica en la consistencia de la espuma de leche.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad